Testimonios

Siempre supe que quería ser madre. Lo he deseado con más fuerza que nada en esta vida, y sin embargo, cuando por fin aparecieron las dos rayitas en el test, me empezaron a asaltar inseguridades, dudas y miedos que nunca creí posibles y que interferían claramente con mi vivencia del embarazo y mi manera de imaginar mi maternidad.

Comenzamos mi pareja y yo el Acompañamiento Emocional durante el Embarazo y me gustaron tanto las sesiones que decidí continuar paralelamente con el acompañamiento individual, y está suponiendo para mi tanta luz en mis puntos oscuros, un aprendizaje tan coherente y tan bestia que me ha agitado los cimientos. Me ha ayudado a conocerme más que cualquier terapia realizada hasta la fecha, a entender mis creencias y mis mecanismos automáticos, a entender que LAS HERIDAS DE LA INFANCIA, conscientes o inconscientes, graban una información desde la que operamos de adultos, y que nos esclaviza a unos patrones comportamentales y vivenciales que generan dolor y sufrimiento, y que PUEDEN SER SANADAS, para hacerte libre, y desde ahí poder ver a los demás de una manera justa para ellos y para ti, dándote la capacidad de amar desde un lugar infinitamente más limpio y sano. Yo no querría amar a mi hijo desde ningún otro lugar.

El nivel de compromiso, implicación, concentración y acompañamiento verdadero que Laura pone en las sesiones, no tiene precio. Tener a tu disposición su saber hacer, su saber ver , su claridad explicativa y su cuidado para acompañarte en un proceso transformativo como es el “pasar de niña a madre”, es el mejor regalo que puedes hacerte a ti misma. Un verdadero lujo.

SARA, MAMÁ DE LEO.

“Decidí realizar el Acompañamiento Emocional durante el Embarazo de mi segundo hijo con Laura.

Durante la primera parte, conecté mediante ejercicios y meditaciones con mi “Yo niña” y pude sanar algunas heridas que yo creía más que superadas, pero que al ahondar en el tema, seguían ahí y no tan cerradas. Me ayudó mucho ver cómo fue la relación con mis padres para intentar construir la mía propia con mis hijos desde la base, y al hacerlo a la par con mi pareja, nos ayudó a ver dónde estábamos de acuerdo en cuanto a la crianza y dónde podíamos fallar. Y ahí supimos que formábamos un buen equipo.

En la segunda parte pudimos conectar con el bebé mediante la estimulación prenatal mi hija, mi marido y yo. Fue divertido ver cómo el bebé iba respondiendo a los diferentes juegos que Laura nos iba proponiendo.

Y la tercera parte me pareció muy interesante ya que, aunque por la seguridad social te dan una pequeña formación de la preparación al parto, se queda muy corta en comparación con toda la información que nos proporcionó Laura. 

En este parto, a pesar de empezar como el anterior (parto inducido), confié en mi cuerpo porque conocía los recursos de los que disponía, que LAURA nos había enseñado, y siento que, gracias a ella, este parto lo pude disfrutar muchísimo más y ser plenamente consciente de todo lo que estaba pasando. Así que, mil gracias por hacerme plenamente consciente de mi parto, porque como dices: no nos paren, PARIMOS!”

MALU, MAMÁ DE VEGA Y LUIS.

“Conocí a Laura en un momento muy difícil de mi vida. La situación familiar era caótica y tenía la sensación de que no me hacía con la educación de mis hijos. Pensé que necesitaban terapia para superar la mala situación que en ellos se estaba reflejando. Pero no eran solo ellos, necesitábamos terapia familiar.

Laura no solo les enseñó, como ellos dicen, “a jugar bien” sin conflictos, sino que nos enseñó a los tres la importancia de reconocer y saber manejar los sentimientos. Algo que sirve para todas las etapas de la vida. Nos enseñó una herramienta valiosísima de la que no había oído hablar nunca: la Asertividad.  Tras esto, hubo un antes y un después.

Desde la primera sesión, Laura venía a casa donde podía ver nuestro entorno familiar. Ahora puedo contar con ella de forma online siempre que me hace falta, no solo para momentos difíciles en la crianza y educación de mis hijos, sino también para tratar circunstancias complejas como madre y como mujer.

Gracias, Laura, por mostrarnos el camino y hacerme ver que los problemas se pueden convertir en retos, nunca en obstáculos.”

TAMARA, MAMÁ DE HUGO Y ADRIÁN.

“Conozco a Laura desde antes de iniciar el Acompañamiento Emocional durante el Embarazo y eso hizo que cuando mi mujer me preguntó si quería participar no dudase ni un segundo. Laura me transmite confianza, siempre tiene un buen consejo, una visión más amplia de los problemas, y eso le permite hacernos ver otra perspectiva. 

Empezamos tratando mi “Yo niño” y dándome cuenta de que muchos problemas que yo arrastraba no los había provocado yo, como pensaba, sino una falta de apoyo y confianza que seguramente necesitaba. 

Ahora uso con mis hijos esa fórmula y me va de maravilla, me ha ayudado a controlar situaciones de caos en casa y, SOBRE TODO, las rabietas. 

Enhorabuena, Laura, con estas sesiones he descubierto la forma de trasladar mi ideal de crianza, que veía imposible, en una realidad.”

JONAY, PAPÁ DE VEGA Y LUIS.

“Mi pareja conocía a Laura y me propuso que hiciéramos el Acompañamiento Emocional y la Preparación al Parto con ella. Yo al principio me dije que no lo necesitaba, que estaba preparada para traer a mi bebé al mundo, pero que un poco más de ayuda no me vendría mal. Equivocación de novata. Era la primera vez que estaba embarazada y me creía realmente preparada.

Poco a poco y gracias al acompañamiento de Laura me fui conociendo un poco mejor a mí misma, cree un vínculo más fuerte con mi bebé y descubrí realmente lo que supone traer un hijo al mundo, tanto durante el embarazo, como en el parto y postparto. Fui consciente de lo que iba a acontecer en el momento de dar a luz y estuve preparada para ese momento.

Hoy disfruto de mi vida como madre de Jon y puedo criarlo sabiendo qué quiero y no quiero para él. Qué errores no quiero cometer y qué aciertos debo asegurarme que vivencie.

Si te planteas si necesitas o no este acompañamiento, no lo dudes. Tendrás una gran profesional y persona a tu lado, acompañándote en todas tus dudas y miedos, que sabrá escucharte y ayudarte para que puedas disfrutar de esta maravillosa experiencia: la maternidad.”

Xandra, mamá de Jon

Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad