Vínculo de Apego: la forma en que l@s niñ@s interpretan el mundo

Los seres humanos nacemos con la necesidad de vincularnos afectivamente a otros seres humanos. El bebé humano nace totalmente indefenso, necesita un cuidador que l@ proteja, l@ alimente, y asegure, de esta manera, su supervivencia. Por eso, la Naturaleza dota a la mujer durante el embarazo de un repertorio de conductas maternales mediante cambios en su cerebro, que garantizan el cuidado y el enamoramiento de su bebé tras su nacimiento.

La forma en la que nos relacionemos con nuestr@ bebé va a enseñarle a relacionarse consigo mism@, con el mundo y con los demás, a través del desarrollo de un tipo de apego u otro. Todos los cambios que se producen durante el embarazo favorecen el desarrollo del apego seguro, ya que dotan a mamá de la sensibilidad necesaria para responder a las necesidades de su bebé. Pero en ocasiones, las presiones de la sociedad en cuanto a la crianza, las heridas emocionales que se crearon en la infancia de la mujer con los miedos e inseguridades que conllevan, lo que ocurre justo después del nacimiento del bebé… pueden llevarnos a no escuchar nuestro instinto, dificultando la vinculación adecuada.

Por eso es tan importante sanar las posibles heridas emocionales de nuestra infancia y prepararnos conscientemente para el parto y la maternidad, una necesidad que hoy en día apenas se tiene en cuenta por el ritmo de vida que llevamos y por las presiones de nuestra sociedad, que exige a la mujer cosas que van, en muchas ocasiones, en contra de sus necesidades biológicas.

Podemos hablar de 3 grandes tipos de Apego: Apego Seguro, Apego Inseguro Ambivalente y Apego Inseguro Evitativo.

Nuestr@ bebé desarrolla un Apego Seguro con su cuidador principal, que suele ser mamá, cuando ésta responde siempre y en sintonía emocional a sus llamadas de atención. Ya sea porque tenga hambre, frío, necesite que le limpien, sienta miedo o quiera mimos (sí, ¡a veces tu bebé sólo quiere que l@ mimes!), si su llamada siempre obtiene respuesta, aprenderá que no está solo y puede confiar en ti. Por muy amenazante que pueda resultar el entorno, sabe que puede contar contigo, lo que hace que se sienta segur@.

Cuando crezca, tu bebé habrá aprendido que el mundo no es tan peligroso, ya que puede confiar en los demás, y establecerá relaciones sanas y duraderas. Será una persona segura de sí misma y resolutiva.

L@s bebés desarrollan un Apego Inseguro Ambivalente con su cuidador principal cuando no siempre se responde a sus llamadas, pero a veces sí se hace, o cuando aun respondiendo en todas las ocasiones, no siempre se responde en sintonía emocional con él o ella. Este “a veces sí, a veces no”, hace que nuestr@ bebé no se sienta del todo segur@, porque en ocasiones está sol@ frente al ambiente amenazante y sus necesidades emocionales no se ven cubiertas. Y además, no entiende por qué a veces sí y a veces no, y como lo único que conoce es a sí mism@, terminará por interiorizar que es su “culpa” por no ser suficientemente buen@ para merecer la atención, el amor, de los demás.

Cuando crezcan, est@s bebés habrán aprendido que el mundo puede resultar peligroso, pero no depende de él o de ella, sino de que los demás estén o no estén. Serán personas inseguras, desconfiadas y dependientes, ya que habrán aprendido que necesitan a los demás para “sobrevivir” (porque cuando están se sienten seguras); pero como no siempre están, no pueden confiar en que vayan a estar y sentirán que tienen que ganarse el derecho a que estén, que tienen que demostrar de alguna manera que son merecedoras de su amor. Y vivirán con el miedo a que los demás dejen de estar al “darse cuenta” de que, en realidad, no son merecedoras de su amor, de manera que evitan mostrarse tal como son para no defraudar a los demás.

De esta manera, establecerá relaciones muy poco sanas, de dependencia emocional y sumisión, lo cual producirá rabia, frustración, ansiedad, tristeza, más culpa…

El Apego Inseguro Evitativo con el cuidador principal se desarrolla cuando sus necesidades emocionales casi nunca o nunca se ven cubiertas. L@s bebés son pura emoción, tal como explicaba en la entrada anterior, y si su mundo emocional no se tiene en cuenta, se juzga o se infravalora, la sensación es de no ser vist@ ni tenid@ en cuenta, de no valer ni ser merecedor de nada.

Est@s bebés crecerán con la sensación de estar sol@s frente a un mundo muy peligroso. Serán personas muy inseguras y desconfiadas, porque habrán aprendido que no se puede confiar en los demás, siendo incapaces de establecer relaciones sanas y duraderas. Necesitarán “protegerse” de todo y de todos, desarrollando conductas de huida, conductas de rechazo y conductas agresivas y abusivas consigo mismas y con los demás.


Estos son ejemplos extremos para que se entiendan bien los diferentes tipos de apego. Entre ellos hay una amplia gama de matices ya que los bebés no sólo se relacionan con su cuidador principal, sino que son varias las personas con las que se relaciona a lo largo de sus primeros años de vida. Puede que con el cuidador principal desarrolle un vínculo seguro, pero luego tenga vínculos más inseguros con otros adultos de su entorno o al revés, de manera que cada persona tendrá unas heridas u otras más o menos desarrolladas y sumamente inconscientes.

¡Estoy segura de que conoces a personas de los tres tipos!

¿Y tú?

¿Te sientes identificada con alguna de estas Heridas Emocionales de la Infancia?

¡Estás a tiempo de sanarlas para mejorar tu calidad de vida y poder empezar a relacionarte desde tu verdadero Yo, evitando transmitírselas inconscientemente a tus hij@s!

Vínculo de Apego: la forma en que l@s niñ@s interpretan el mundo

¡NO TE PIERDAS NUESTRAS NOVEDADES!

¡Suscríbete a nuestra Lista de Correo!

¡No enviamos spam, pero revisa tu carpeta por si nuestros mails "se cuelan" en ella! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Laura Ramírez Rodríguez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad